Ruta por la costa oeste de Canadá en 12 días

Home » Ruta por la costa oeste de Canadá en 12 días

Conocida a su vez como la Columbia Británica, la costa oeste de Canadá es un destino referencial para el turismo, con una atractiva combinación de parques naturales, las ciudades más vibrantes y las cálidas costas del Pacífico. En 2018 recibió más de 6 millones de visitantes, un 6,4% más que el año anterior, lo que no sorprende a quienes han tenido la oportunidad de explorar este mágico destino.

Con el lema oficial de «esplendor sin ocaso», la costa oeste de Canadá es sinónimo de variedad geográfica. Su territorio, que abarca una superficie de 944 mil kilómetros, limita con las estepas y paisajes nevados de Alaska y el Yukón, con las montañas y bosques infinitos de Idaho y Montana y con el océano Pacífico. Es por ello que este itinerario de viaje por la costa oeste de Canadá no decepcionará a los amantes de la playa y la montaña.

En las siguientes líneas profundizaremos en las provincias, ciudades y pequeñas localidades que te proponemos ver en una ruta de 12 días por la costa oeste de Canadá. Victoria, Calgary, Vancouver, Alberta o Jasper tendrán un interés especial en este itinerario.

Información sobre el itinerario:

Entre las características de este viaje por la costa oeste de Canadá destacan:

  • Como hemos comentado antes, la superficie de la Columbia Británica es descomunal, pero a diferencia de lo que sucede con la costa este de Canadá , la mayor parte de sus puntos de interés se concentran en ciudades relativamente cercanas unas de otras. Este itinerario por la costa oeste de Canadá está pensado para reducir al máximo desplazamientos innecesarios en coche, tren o avión.
  • La intensidad de este itinerario es medio-alto, pues 12 días son insuficientes para descubrir todos los tesoros de la costa oeste de Canadá. No obstante, con el ritmo adecuado, es posible explorar y disfrutar de lo más representativo de su geografía, su historia y su cultura.
  • En este itinerario de viaje por la costa oeste de Canadá tendrás el privilegio de visitar edificios con mucha historia, como el Castillo Craigdarroch en Victoria o la Calgary Tower y Zoológico de Calgary, y parques de naturaleza tan elocuente como el mítico Parque Nacional Banff o las Montañas Rocosas de Alberta, así como atracciones tan emblemáticas como el Royal BC Museum o el Acuario de Vancouver.
  • Este itinerario, además, ha sido diseñado para satisfacer a toda clase de viajeros. ¿Eres amante de los animales? El Zoológico de Calgary y el Acuario de Vancouver no te decepcionarán. ¿Te entusiasma la historia y la cultura? El Royal BC Museum no puede faltar en tu visita. ¿La naturaleza salvaje? Las Montañas Rocosas del Canadá son un destino donde desearás perderte.
  • La mejor época para realizar este itinerario de viaje por la costa oeste de Canadá es durante el verano, siempre y cuando se disponga de un buen presupuesto y la presencia de grupos de turistas no sea un problema. Durante esta época, la animación social es excelente. El otoño es otro periodo fantástico para los entusiastas al senderismo y la naturaleza, ya que los parques canadienses se disfrutan en todo su esplendor.
  • Como no podía ser de otra manera, determinados acontecimientos están sujetos a fechas específicas. ¿Quieres darte un chapuzón en las costas del Pacífico? Los meses de julio y agosto serán la mejor opción. ¿Sueñas con ver a los osos grizzlies con tus propios ojos? Septiembre y octubre son los mejores meses para conseguirlo.
  • ¡Hora de acampar! En este itinerario encontrarás infinidad de destinos ideales para la práctica de acampada, por lo que te recomendamos viajar con el equipaje apropiado. Las actividades outdoor serán las más populares en determinados momentos, y aunque no es necesario dormir en tienda de campaña, viajar preparado mejorará la calidad y disfrute de esta experiencia.

Itinerario de viaje por la costa oeste de Canadá:

  • Día 1: Castillo Craigdarroch en Victoria
  • Día 2: Royal BC Museum y Beacon Hill Park
  • Días 3 y 4: Parque Stanley, Puente colgante de Capilano y Acuario de Vancouver
  • Día 5: Parque Nacional Banff
  • Día 6 y 7: Calgary Tower y Zoológico de Calgary
  • Días 8 y 9: Maligne Canyon y Cascadas de Athabasca en el Parque Nacional Jasper
  • Días 10, 11 y 12: Montañas Rocosas de Alberta

Vive una aventura única en la costa oeste de Canadá en este itinerario de 12 días

Este itinerario por la costa oeste de Canadá en 12 días comienza en Victoria, un punto de partida muy apropiado. Los primeros asentamientos británicos se establecieron en Fort Victoria hacia el 1843. Desde este enclave histórico viajaremos a Vancouver, Calgary, Jasper y finalmente Alberta, donde las Montañas Rocosas de Canadá pondrán el broche de oro a nuestra aventura.

Día 1: Castillo Craigdarroch en Victoria

Nuestra vía de acceso a la costa oeste de Canadá será el Aeropuerto Internacional de Victoria, ubicado en la península de Saanich, a unos 28 kilómetros del destino al que dedicaremos nuestro primer día en el territorio canadiense: el Castillo Craigdarroch.

Salvaremos esta distancia sin dificultad en taxi o en coche de alquiler por la autopista Patricia Bay, disponiendo también de las líneas de tren como alternativa.

El Castillo Craigdarroch encuentra su sitio en el romántico barrio de Fernwood, muy cerca de la Galería de Arte de Greater Victoria. Es una mansión de época victoriana, erigida por Robert Dunsmuir en 1890, que por entonces era el ciudadano más acaudalado de la Columbia Británica.

El castillo fue diseñado por el arquitecto Warren H. Williams, quien dotó a la mansión de elementos únicos en el mundo. Un buen ejemplo es la Drawing Room, que cuenta con una decoración de techo pintada a mano y adornada con cabezas de leones, guirnaldas, pájaros y motivos vegetales. El resto de la arquitectura tampoco tiene desperdicio. Sólo decir que los ventanales de Craigdarroch cuentan con la mayor colección de vidrieras residenciales de Canadá.

Día 2: Royal BC Museum y Beacon Hill Park

Pero el Castillo Craigdarroch es sólo uno de los muchos lugares de la costa oeste de Canadá que tendremos la oportunidad de descubrir en este itinerario. Antes de abandonar los límites de Victoria tenemos una cita obligada con la cultura y la historia canadiense en el Museo Royal BC (más conocido como el Royal British Columbia Museum).

Está ubicado a unos 10 minutos en coche del Castillo Craigdarroch, y cuenta con 7 millones de objetos y reliquias de gran antigüedad. Sus colecciones se centran en la Columbia Británica y abarcan campos como la entomología, la botánica, la paleontología, la ictiología, la zoología o la ornitología, entre otros.

El museo también alberga exposiciones itinerantes de gran interés, llegando a albergar piezas únicas del RMS Titanic, Leonardo da Vinci, el Antiguo Egipto, los Vikingos o Genghis Khan. Especialmente si viajas con niños, no puedes marcharse sin visitar el Food Truck Festival o ver una película IMAX Victoria en este fantástico museo.

En las inmediaciones del Museo Royal BC, a tan sólo 5 minutos en coche, descubriremos otra de las perlas de la costa oeste de Canadá: Beacon Hill Park. Durante miles de años, este parque ha sido un lugar de importancia histórica y cultural para el pueblo lekwungen.

Sólo decir que Beacon Hill Park está considerado como arqueológicamente importante, debido a la gran cantidad de cementerios y edificaciones rústicas que pertenecieron a los primeros habitantes del territorio. Los orígenes de Beacon Hill como parque se remontan al año 1882, cuando la Provincia de Columbia Británica otorgó 75 hectáreas a Victoria, siendo protegida como patrimonio del país en 2009.

Días 3 y 4: Parque Stanley, Puente Colgante de Capilano y Acuario de Vancouver

Otro de los lugares de la costa oeste de Canadá más interesantes es el Parque Stanley. Este y otros destinos que acapararán nuestra atención en los días 3 y 4 pertenecen a Vancouver, ciudad que se ubica a 3 horas en coche de Victoria. ¡Pero el viaje merece la pena!

Con más de 400 hectáreas de extensión, el Parque Stanley presume de ser uno de los destinos turísticos más populares de la ciudad, conquistando cada año a 8 millones de visitantes. Por si fuera poco, es el ‘pulmón verde’ de Vancouver, con una variedad de atracciones y actividades para todos los públicos.

Destaca su bosque tropical y sus vistas panorámicas de la costa, las montañas y los majestuosos árboles a lo largo del famoso dique de este parque, que además atesora kilómetros de senderos, playas y parajes naturales de gran belleza.

Apenas unos 5 minutos separan las maravillas naturales de Stanley Park con una de las mayores proezas de la arquitectura del siglo XIX: el Puente Colgante de Capilano, construido por George Grant Mackay en el siglo XIX.

Esta insólita estructura, única en el mundo, salva las aguas del río del mismo nombre con sólo 16 puntos de anclaje que le separan del acantilado de granito Cliffwalk, así como de otros puntos del parque Treetops Adventure. ¡Te sentirás como Tarzan, caminando literalmente entre árboles a más de 30 metros del suelo!

Apenas 7 minutos en coche separan Stanley Park del Acuario de Vancouver, el primer parque acuático de esta ciudad, que abrió sus puertas en 1956, siendo además el más grande de Canadá. Los más pequeños lo pasarán en grande en este destino, hogar de 70 mil animales, con especies tan fascinantes como ballenas, nutrias, serpientes exóticas, delfines y muchas más.

Día 5: Parque Nacional Banff

La siguiente parada se encuentra en una de las ciudades más bellas de Canada, Calgary. Desde Vancouver hasta esta metrópolis hay más de 970 kilómetros en coche, por lo que las carreteras y las líneas de tren no son la mejor opción. Mucho más recomendable es tomar un vuelo de alta frecuencia en el Aeropuerto Internacional de Vancouver durante la noche del día 4, para así comenzar la quinta jornada desde la ciudad de Calgary.

El Parque Nacional Banff es uno de los tesoros mejor guardados que ver en la costa oeste de Canadá en 12 días, y por ello merece la pena dedicarle todo el quinto día de este itinerario. Y es que este fue el primer parque nacional de este país y uno de los primeros del Norteamérica, pues sus orígenes se enraízan en 1883, nada menos.

En la actualidad Banff es uno de los principales destinos turísticos no sólo de Canadá sino también del mundo, debido a su importancia geográfica. Tanto es así que está considerado como Patrimonio Mundial de las Montañas Rocosas de Canadá.

Para los senderistas y el público amante de la naturaleza, no hay nada como hacer senderismo por el Cañón de Johnston, darse un chapuzón en el Lago Minnewanka, hacer kayaking por las aguas turquesas del Lago Moraine o recorrer la espectacular Icefields Parkway en bicicleta o coche de alquiler. Igualmente recomendable es el Museo de Historia Natural de Banff, una parada obligada para conocer la fauna y la flora de este inmenso parque natural.

Día 6 y 7: Calgary Tower y Zoológico de Calgary

Y si todavía te preguntas qué lugares de la costa oeste de Canadá merece la pena visitar, el sexto y séptimo día de esta aventura no te decepcionarán. Dejaremos atrás los parajes naturales de Banff para sumergirnos en la vibrante ciudad de Calgary, para descubrir la llamada Torre de Calgary.

Desde su construcción en 1967, esta monumental torre de casi 200 metros de altura presume de ser uno de los símbolos más icónicos y reconocibles de Calgary, junto con el estadio Scotiabank Saddledome del equipo local de hockey sobre hielo.

La Torre de Calgary cuenta con una plataforma de observación de 191 metros, con vistas a las montañas y praderas que rodean la ciudad y que permiten disfrutar de una experiencia culinaria única en el SKY 360. Este restaurante de estilo contemporáneo cuenta con una carta de sabores que satisfará a los paladares más exigentes, aunque será difícil concentrarse en el sabor con las magníficas vistas de Calgary.

De 5 a 10 minutos en coche separan esta emblemática torre del Zoológico de Calgary, un destino perfecto para las familias. Aquí descubrirás algunas de las aves, anfibios, mamíferos y reptiles más fascinantes de África, Asia, Europa y por supuesto Norteamérica. Y es que este zoológico cuenta con más de mil animales pertenecientes a 119 especies. Opera desde 1929 en colaboración con la Sociedad Zoológica de Calgary, dedicados a la conservación de la vida silvestre de Canadá.

Días 8 y 9: Cañón Maligne y Cascadas de Athabasca en el Parque Nacional Jasper

Una vez más, nuestro próximo destino requerirá que salvemos una gran distancia, unas 4 horas en coche desde Calgary hasta Jasper, en la provincia de Alberta. Por fortuna, el resto de este itinerario por la costa oeste de Canadá en 12 días transcurrirá en Alberta, de manera que será nuestra última odisea por las carreteras canadienses.

Dentro del Parque Nacional de Jasper, donde hay una y mil maravillas por descubrir, te recomendamos incluir en tu wishlist el cañón Maligne y Cascadas de Athabasca, debido a su atractivo e importancia geológica.

En primer lugar, el cañón Maligne despertará el interés del público turista por su profundidad, de más de 50 metros en ciertos puntos. En apariencia, este rincón se encuentra en estado salvaje, produciendo bastante sensación de peligro entre los excursionistas. Pero esta sensación es sólo aparente, ya que cuenta con caminos delimitados que recorren el cañón de forma segura, a través de senderos, cascadas y puentes colgantes.

Su belleza y espectacularidad sólo puede ser superada por las Cascadas de Athabasca. No hay nada como recorrer sus senderos por la orilla del río Athabasca, detenerse en los miradores que ofrecen vistas panorámicas de sus cañones o deleitarse con la gran cantidad de plantas, musgos y líquenes que reverdecen en este entorno privilegiado.

Días 10, 11 y 12: Montañas Rocosas de Alberta

Es posible que hayas oído hablar de las Rocky Mountains de EEUU, pero debes saber que esta colosal cordillera se extiende 4.800 kilómetros entre el país de las barras y estrellas y Canada. Es por ello que las Montañas Rocosas de Alberta cuentan con atractivos diferentes a los de EEUU.

La guinda de este itinerario por la costa oeste de Canadá en 12 días se ubica en la frontera entre las provincias de Columbia Británica y Alberta. Los amantes del trekking y el montañismo quedarán encantados recorriendo las montañas Mackenzie y Selwyn, la llamada Trinchera de las Montañas Rocosas o las montañas Cariboo, Selkirk, Monashee y Purcell, entre otros rincones apasionantes.

Debido a la grandilocuencia de las Montañas Rocosas de Alberta, la visita a este destino consumirá los últimos días de este circuito. Pero no creas que el aburrimiento entrará en escena, pues hay mucho por hacer y disfrutar en el corazón de la costa oeste de Canadá. Navegar en los lagos Banff, Jasper o Waterton, hacer rafting en los ríos Kootenay, Columbia, Fraser, Peace, Liard, Athabaska y Saskatchewan o acampar en las riveras de estos afluentes destacan entre las actividades que hacer en este destino.

Después de 12 días de emociones y aventuras inolvidables, nos dispondremos a regresar desde el Aeropuerto Internacional de Calgary o el Aeropuerto Internacional de Edmonton, donde Air Canadá, American, Air Transat y otras compañías aéreas conectan la costa oeste de Canadá con el resto del mundo.