¿Qué ver en Montreal?

Prepárate para conocer los 25 lugares para visitar en Montreal que no puedes perderte:

Encantadora, polifacética y con una riqueza cultural nada convencional, así es Montreal. Una cuidad Cosmopolitan que brilla por su variedad de paisajes, sabores y sensaciones. Hemos estado aquí desde hace cinco años, y hemos descubierto que si hay algo que no puedes hacer en aquí es aburrirte. Desde que mi esposa y yo nos mudamos, ha sido una experiencia exquisita. Podemos decir que Montreal posee, en nuestra opinión, un gran factor de la cultura europea, pero con un ritmo de vida norteamericano, en este artículo que decimos por qué. ¿Has pensado viajar a Montreal? Aquí te contaremos de quince sitios espectaculares que tienes que visitar, más unos trucos viajeros que siempre vienen bien.

Torre del reloj

Sobre los 45 metros de altura que tiene la torre, se tiene una excelente vista del puente Jaques Cartier; un ícono de la cuidad. Un dato curioso sobre la torre:  En los planes originales del reloj se incluían cinco campanas con un sonido por hora, pero jamás se construyó. ¿Imaginas lo estruendoso que pudo haber sido?

Montreal Tower

¿Pensabas que la única torre inclinada era la de Italia?, yo también. Pero mi esposa me contó sobre este sitio, la Montreal Tower, ¿y qué crees? Esta es más grande que la de Pisa y tiene un mirador.  Es un espacio de usos múltiples , apodado por los lugareños como “Te Big O”, por su forma de rosquilla.  Es la más grande del mundo, e incluso hay planes par añadirle un tercer techo y hacerla aún más grande.

Basílica de Notre Dame

Es posible que la basílica te recuerde a esa clásica película animada sobre el jorobado, aunque no existe nada como verla en persona. Un impresionante ejemplo de arquitectura gótica que data de 1687. Recorrerlo es un placer, y puedes tomar fotografías espectaculares.

Vieux Montreal

Una zona llena de veredas deslumbrantes y calles adoquinadas que, como la zona de Mile End, te harán volver al pasado, mientras deleitas tu paladar en alguno de los restaurantes de lujo que adornan las calles. Una copa de vino por la tarde en este lugar es algo que no olvidarás.

Museo de Bellas Artes de Montreal

Es uno de los museos más reconocidos del mundo, cuyas galerías se centran en la fotografía y el diseño en todas sus expresiones. Además, cuenta con las más importantes exhibiciones arqueológicas. Te dejará con la boca abierta. Dato curioso: Si tienes menos de 20 años, entras gratis.

Biodome

Tras los juegos Olímpicos de 1976, el edificio entero donde se celebraron fue reinaugurado en el 92 y transformado en un alucinante museo en las alturas que combina un jardín botánico, un zoológico y un acuario. Es increíble la cantidad de especies exóticas que vimos cuando lo visitamos.

Igloo Fest

¿Te gusta la música electrónica? Si eres valiente y tienes piel de acero y un excelente abrigo, puedes venir en enero al Igloo Fest, un festival donde hay variedad de conciertos, actividades grupales, artesanías y mercados al aire libre. Si eres bohemio de corazón, te encantará.

Palacio de Congresos

Han de ser escasos los lugares del mundo en el que un congreso resulta tan atractivo a la vista. El congreso de Montreal posee en mural de azulejos y vitrales que manchan las calles con zarcillos coloridos y atrae a turistas para tomar una colorida foto insignia de la ciudad. Te recomendamos ir un día soleado, no como nosotros, que fuimos en enero y los colores del mural quedaron opacos.

Puente Jaques Cartier

Un majestuoso puente de acero cruza el lago desde Montreal hasta la isla de Santa Helena. Un recorrido nocturno por el puente es algo que definitivamente no puedes perderte. Es un espectáculo colorido y vivaz, perfecto como antesala para una noche de copas o un recorrido nocturno por las calles de Montreal. Recomendación personal: Lleva tu cámara.

Bell Centre

Mi esposa y yo somos fanáticos culposos del hockey sobre hielo, y también es el deporte predilecto de los canadienses. El Bell Centre es el estadio que constituye la joya de la corona, donde puedes ir a ver jugar al equipo local: Los feroces Canadiens de Montreal.  ¡YOUPPI!

Underground City

Cuando el frío arrecia, moverse por las calles de Montreal requiere valentía. EN lo personal, no tolero demasiado el frío. Lo bueno es que existe un conjunto de túneles que interconectando dos distritos de la cuidad en un recorrido de tiendas en varios niveles donde puedes encontrar de todo: desde el sitio para comprar el abrigo perfecto hasta el consultorio para sacarte esa muela tan molesta. Underground city es una verdadera cuidad subterránea.

Parque Mont-Royal

Esta versión canadiense del Central Park de New York, está optimizado con rampas para deporte y cientos de pinos en una arboleda que adorna la senda de las caminerias. Te contamos un secreto: Si vas con tu pareja, te recomendamos ir al atardecer y llegar al Chateu, un mirador desde donde se aprecia la ciudad entera. Tiene vistas hermosas y es perfecto para un momento inolvidable con esa persona especial.

Calle Saint Paul

La calle más visitada y concurrida por los turistas de Montreal, abarrotada contiendas, heladerías, bares y restaurantes, cuenta con un estilo clásico que va desde hermosas terrazas hasta suelo adoquinado que deja ver el alma más antigua de la ciudad.

Fórmula 1

Si eres un amante de la velocidad como yo, he de contarte que tenemos un sitio especial aquí en Montreal. Operativo sólo de abril a noviembre, en el circuito urbano de Fórmula 1 puedes ir a trotar y andar en bici durante 4 kilómetros de trayecto. Sin duda, un paseo imperdible.

Helado de La Diperie

Dicen que uno come primero siempre por los ojos, y si buscas un sitio en el que la comida cautive por su apariencia no dudes en ir a La Diperie. Esta heladería es un paraje obligatorio para cualquier turista, sus helados son exquisitos y destacan por su inmensa variedad de aditivos, como maní, gomitas, malvaviscos, siropes, frutas frescas, entre muchísimos otros. No dejes de preguntar por el helado de cerveza, y agradécelo luego.

Gay Villaje

Un cielo de esferas rosas crean un dosel de primavera que adorna esta zona de Montreal, donde se sirven pasteles arcoíris y se festeja el orgullo LGBTIQ. El Cabaret de Mado es famoso entre los visitantes y recomendamos no salir de Montreal sin pasar a tomar unos tragos, es un sitio acogedor lleno de personas amables.

Exposición Barbie

Un dato curioso de la ciudad es que alberga la colección de muñecas Barbie más grande del planeta, se encuentran catalogadas por año, origen y por el diseñador de la ropa que usan. Como atractivo adicional, la entrada es gratis.

La Ronde

Es un inmenso parque de diversiones con decenas de atracciones que van desde montañas rusas, juegos de feria, casas de terror, y mucho más. Un día no es suficiente para recorrerlo entero. Sin duda, algo más para recordar de Montreal. El boleto de entrada ronda 65$, aproximadamente.

Mile end

Este es el paraje chic por excelencia en Montreal. En esta zona, las galerías de arte brotan como margaritas. También hay veredas y sitios donde comer como reyes, aunque no a precios económicos. Puedes adquirir desde un plato gourmet de lujo, pero cuando fuimos lo que ordenamos fue una deliciosa Poutine, porque nos encanta.

Bixis

Mi esposa me comentó una mañana que este es un término inventado por los canadienses, que mezcla las palabras “Taxi” y “Bici”, y describe a la perfección este genial medio de transporte. Por solo 5$ puedes alquilar una bici por 24 horas (lo que nos pareció una ganga) y recorrer la cuidad a pedal. Una opción saludable, económica, eficaz y versátil para moverte por la cuidad. SI vas de vacaciones, es lo mejor. Aunque si, como nosotros, te quedas a vivir, es probable que acabes optando por un taxi convencional la mayoría del tiempo.

Festival de Risas

Aunque hay festivales y eventos de comedia variados durante todo el año, Montreal recibe a los comediantes más importantes durante todo el mes de junio.  En un festival que se cataloga como de los más divertidos del mundo. Siempre que domines el francés o el inglés, podrán sacarte unas carcajadas. Si no hablas estos idiomas, por lo menos ve con un compañero que los entienda, y que te explique algunos chistes, como hizo mi esposa conmigo.

L’international des faux loto

Es un espectacular concurso de fuegos artificiales de Montreal (Los principales contendientes son Estados Unidos y, por supuesto, Canadá). Si puedes, intenta apreciar la colorida disputa desde el puente de Champlain.

Lachine Canal

El paseo es extenuante, pero es una experiencia hermosa y enriquecedora. Si tienes las energías suficientes, puedes abordar un bote en el hermoso paseo del Lachine Canal y navegar los 15km de recorrido que tiene el trayecto desde la parte suroriental de la isla de Montreal, del río San Lorenzo hasta Saint-Louis. Si vas en pareja hazte a la idea de que puede agotarse antes que tú y tal vez tengas que acarrear con el bote solo con tus fuerzas, pero no deja de ser divertido. Recomendamos ir en forma y con alguna bebida refrescante.

Museo Ferroviario de Montreal

A mi esposa le fascinan los trenes y todo lo que tiene que ver con ellos, y al poco tiempo de mudarnos escuchó sobre este sitio y tuvimos que asistir a hacerle un ojo. Al principio no me encantó, no soy hombre de trenes, la verdad, pero es innegable que tiene su encanto y que puedes agarrarle cariño, como yo. El museo cuenta con trenes en tamaño real, en miniatura, exposiciones giratorias, y atracciones virtuales. Si te gustan los trenes, no busques más y corre al Canada Railway Museum. Nosotros acudimos con regularidad.

Festival de Jazz

Con lo frío del clima en Montreal, cuando hace calorcito hay que aprovecharlo. Por eso los ciudadanos acuden masivamente a las calles durante el festival del Jazz para disfrutar piezas musicales, así como festivales callejeros y desfiles. Puedes ir a bailar, o a hacer el intento, como nosotros. Como sea, te aseguramos que te divertirás.

Nuestro trucos y consejos si pretendes viajar próximamente a Montreal:

¿Cómo me comunico en Montreal? El idioma oficial de Montreal es el francés. Sin embargo, no es raro toparse con muchos anglófonos. Así que mientras domines un nivel básico de inglés o francés estarás bien, también hay una comunidad latina importante, así que también podrías encontrarte con alguien que hable español. Aunque un dato importante es que los locales aprecian el esfuerzo de los turistas por hablar francés.

¿Cómo es el transporte público? En Montreal sobran maneras para moverse por la cuidad. Desde metro, autobuses, botes, bicicletas, taxi, las bixis, y demás. Sin embargo, es importante aclarar que el sistema de transporte interurbano es bastante costoso, y que es común la utilización de los coches compartidos para reducir gastos.

¿Y el dinero? Aunque en general Canadá es un país caro, Montreal es de las ciudades más baratas que tiene la región. LA comida y los entretenimientos son temas que harán subir tus gastos, así que, a modo personal, recomendamos que vengas cuando hayas ahorrado lo suficiente para evitar que estés justo de presupuesto. Toma en cuenta que la propina en restaurantes y bares es regla obligatoria, y suele estar estimada en el 15% del consumo. Además, ojo con los dólares americanos, ya que son una moneda distinta al dólar canadiense; es probable que los acepten en algunos establecimientos, pero no te fíes e intenta cambiarlos a dólar canadiense tan rápido como puedas.

¿Los enchufes y la electricidad? En toda Canadá el voltaje eléctrico es de 100V, no de 200V como en España y buena parte del planeta. Aunque casi todos los equipos, cámaras y portátiles están pensados para trabajar con ambas corrientes, te recomendamos verificar las especificaciones en la caja antes de viajar.

¿Mucho frío? Sin duda hace frío. Montreal es una de las ciudades más frías de Norteamérica. Para visitarla en invierno u otoño es necesario ir bien armado con chaquetas, bufandas, cubre orejas, y guantes. Sin embargo, durante el verano y la primavera el cuento es completamente distinto, y los habitantes pueden ir a las plazas a festivales y eventos callejeros a recuperar el tiempo que pasaron en casa durante el invierno.

Esperamos que Montreal te haya cautivado a través de lo que pudimos contarte. Sin duda, es una ciudad maravillosa con excelentes oportunidades y sitios increíbles que descubrir. Aunque, más que nada, es un sitio en el que podemos descubrirnos a nosotros mismos. Ven a disfrutar, conocer, descubrir y aprender, que aquí te esperamos.

Deja un comentario