COMIDA TÍPICA DE WHISTLER

Muchos desconocen el tesoro gastronómico de la Columbia Británica. De hecho, cuando visitan Whistler piensan que ese polo turístico solo es sinónimo de nieve, aventura, paseos, senderos alpinos y deportes de invierno. Déjame decirte que Whistler va mucho más allá, te atrae con la belleza de sus paisajes y te consiente con la comida más deliciosa. 

Solo te recomiendo esto: déjate sorprender. Prueba los más exquisitos platillos de la comida canadiense que te ofrece Wistler, déjate seducir. No te arrepentirás. 

Fiddleheads 

Este plato procede de los pueblos originarios de Canadá pero aún hoy en día se prepara, tanto por su valor nutritivo como por su delicioso sabor. 

Los brotes de helecho se cocinan de manera muy simple, normalmente con algunos vegetales, aceite, pollo desmenuzado y patatas.  

En Whistler se sirven como aperitivo o como acompañante de platos fuertes.  

No te dejes engañar por su verdosa apariencia, su sabor es excepcional. Lo mejor de todo, no te hace subir de peso. 

Macarrones con queso 

Los famosos macarrones con queso son una alternativa muy rica y económica, se sirven en cualquier restaurante de la villa. El queso cheddar de la zona aporta un sabor y textura incomparables. 

Lo bueno de este plato es que te satisface y te deja contento, y lo puedes degustar en todo el territorio canadiense. 

Poutine 

Después de esquiar y disfrutar de los bosques y lagos de Whistler, es muy apropiado degustar este plato típico canadiense. Seguro recuperarás fuerzas y te sentirás satisfecho después de una jornada de aventuras. 

La presentación es muy simple: un tazón lleno de patatas fritas sobre las que se agregan trozos de queso y luego una exquisita salsa de carne molida. 

La combinación de texturas y sabores te dejará con ganas de comer más, por lo que repetir la porción es válido, solo debes atreverte. 

Peameal bacon 

El bacon siempre produce gozo, ahora imagínate combinar trozos de bacon con cerdo y agregarlos a un sándwich: ¡es la gloria! 

El alto contenido calórico de esta delicia combina muy bien con los helados picos alpinos de Whistler. 

Y si lo acompañas con una cerveza bien fría, pues quedarás enamorado de esta preparación. 

Tourtiére 

El pastel de carne de res, cerdo o venado es muy tradicional en temporada navideña. Sin embargo, puedes disfrutar de él en cualquier restaurante o café de Whistler sin problemas a lo largo del año. 

Su preparación no es nada pretenciosa, esto da como resultado un platillo suculento para aquellos que no sienten miedo de la báscula. 

Comerlo es amarlo. Y si lo acompañas con patatas, vegetales y una bebida refrescante, la felicidad se duplica. 

Arenques 

Te preguntarás: ¿arenques en Whistler? La respuesta es sí y son muy deliciosos. 

La oferta gastronómica de Whistler incluye arenques finamente cocidos, deliciosos a toda hora, presentados de forma sencilla con crema agria, cebollas y trozos de pan rústico. 

Su simplicidad y sabor los hacen muy apetecibles como aperitivos o como comida principal. 

Artic char 

Es el pescado más famoso de la Columbia Británica y en Whistler es preparado magistralmente. 

Los restaurantes y bistrós de Whistler lo cocinan a la parrilla, horneado o salteado, según sea tu preferencia. 

Su textura y sabor son únicos, y si eres amante de los pescados, ésta es tu opción. No te arrepentirás. 

El Artic char se acompaña de varios tipos de salsa: la de finas hierbas con mantequilla, la picante, la de frutas cítricas. 

Langostas 

En Whistler encontrarás la oferta de este delicioso platillo en la gran mayoría de sus restaurantes.  

La forma más sencilla de degustar esta delicia es hervirlas con maíz, acompañadas de patatas cocidas. 

De beber, puedes pedir un vino o cerveza, según sean tus gustos. 

Comer langostas en Whistler califica como una de las siete maravillas del mundo gastronómico. 

Una variación de este plato son los rollos de langosta, que se colocan en un pan de perro caliente y se adereza con mayonesa, cebolletas, sal y pimienta. 

Salmón 

El salmón es el pescado más popular de Canadá y, especialmente, de Whistler. Su carne es muy apreciada, no solo por su valor nutricional, sino también por su versatilidad en la cocina. 

Los restaurantes de Whistler los ofrecen de múltiples formas: asados, a la parrilla, crudos, enlatados, fritos, guisados, empanados. De igual forma, los acompañantes van desde las patatas cocidas hasta los vegetales, pastas, arroces, ensaladas. 

Ostras, almejas y vieiras 

Ir a Whistler y no probar estas delicias del mar es un pecado. La abundancia de estos frutos marinos en Canadá no tiene comparación. Por esa razón, disfrutar de ellos en los picos helados de Whistler es una opción verdaderamente insuperable. 

La forma de cocción más común es hervirlas y rociar con jugo de limón al servirlas. También puedes conseguirlas en sándwiches, enrolladas o a la sartén. 

Sirope de arce o de maple 

Este producto es tan canadiense como la Poutine, su espléndido sabor lo ha convertido en el favorito a la hora de acompañar platos dulces o salados. 

Su alto contenido calórico te aporta mucha energía para iniciar la jornada. 

Es el gran consentido de la repostería y pastelería canadiense. 

Tartas de mantequilla 

Este rico postre conjuga ingredientes básicos y sabores sencillos, por lo que se ha convertido rápidamente en el favorito de niños, jóvenes y adultos. 

Su preparación empieza con la unión de mantequilla, sirope de arce, huevos y azúcar, que después de un tiempo corto en el horno, se obtiene un postre crujiente y apetitoso. 

Bannock 

Estos panecillos, de orígenes ancestrales, forman parte de la oferta de dulces y postres de Canadá, y en Whistler son preparados y vendidos en muchos restaurantes y cafés. 

Su simplicidad proviene de sus ingredientes: harina de trigo, levadura y agua. Normalmente se cocinan al horno o fritos, por eso lo llaman “pan frito”. 

Finalmente, la comida típica de Whistler conserva los sabores, productos y texturas canadienses. El hecho de ser un área de recreación y turismo, le ha permitido ofrecer a locales y extranjeros lo mejor de su gastronomía sin perder la esencia. Estás cordialmente invitado a Whistler. 

Deja un comentario